Fases del tratamiento de los implantes dentales

Fases del tratamiento de los implantes dentales

Fases del tratamiento de los implantes dentales

El tratamiento de los implantes dentales se ha convertido en una de las mejores opciones para sustituir los dientes perdidos. Se trata de una cirugía odontológica mediante la cual se insertará una pieza de metal en el lugar donde estaba la raíz del diente perdido y posteriormente se le adaptará una corona dental. Este procedimiento consta de las siguientes etapas:

 

1. Revisión bucal y de estructura ósea

Para esta cirugía se necesita que tus encías se encuentren completamente sanas. El odontólogo llevará a cabo una exploración a efecto de descartar enfermedades o la presencia de alguna infección. De ser así, se deberá tratar esa afectación antes de continuar con el proceso.

Posteriormente, a través de rayos X u otros métodos de imagen, se examinan los huesos maxilares y la mandíbula para detectar padecimientos que pudieran impedir la inserción de los implantes dentales, por ejemplo, oclusión dental o presencia de osteoporosis.

Si calificas positivamente para el tratamiento, entonces se te prescribirán los cuidados y las condiciones que debes guardar hasta el día de la cirugía.

 

2. Procedimiento quirúrgico

Se prepara el área de intervención. El odontólogo te suministrará anestesia hasta que la zona quede completamente adormecida, luego realizará un corte sobre la encía para abrirse paso hasta el hueso.

Una vez que se llegó a la estructura ósea, se realizará una serie de perforaciones, empezando con una pequeña, que irá aumentando de grosor hasta alcanzar el diámetro necesario según las dimensiones de la base del implante que se utilizará. Las características del implante deben cumplir con las normas oficiales aplicables.

Posteriormente, se procede a la colocación del implante en la perforación como si se tratara de un tornillo que va entrando en el hueso. Una vez colocada la pieza, se sella la cavidad y se sutura la herida en tu encía.

Hasta este momento, ha quedado fijada la base del implante dentro del hueso. Es de esperar que se te prescriban algunos analgésicos, medicamentos para la inflamación y antibióticos para mitigar las dolencias después de la operación.

 

Revisión bucal y de estructura ósea

 

3. Colocación de la corona

Días después de la cirugía, el profesional de la salud te citará nuevamente para valorar tu reacción y, de no encontrar complicaciones, te colocará la corona dental, culminando así el procedimiento.

Como paciente, deberás adaptarte a tu nuevo implante. En los siguientes días, es posible que refieras algunas molestias como sensibilidad o dolor leve al morder o ingerir los alimentos. Sin embargo, estas irán desapareciendo de manera paulatina; en caso contrario, deberás acudir con el odontólogo para una nueva revisión.

La utilización de implantes dentales es muy conveniente, ya que su colocación es relativamente rápida y con un mínimo de dolor. Además, es una opción cero agresiva con los demás dientes, a diferencia de las prótesis tradicionales, pues se fija directamente al hueso.

 

4. Cuidados permanentes

A pesar de que el implante posee una estructura sólida, si no se adoptan los cuidados necesarios, puede producir determinadas patologías como infecciones. Por ello, se deberá continuar con buenos hábitos de higiene bucal: uso de hilo dental, aplicación de un correcto cepillado y enjuagues dentales.

Además de lo anterior, en la medida de lo posible se deberá evitar el consumo de cigarros y alcohol, pues esas sustancias conllevan el riesgo de provocar una reacción dañina en la zona tratada, que puede culminar incluso con el retiro del implante.

 

También te va a interesar: ¿CÓMO INFLUYE LA CALIDAD DE UN IMPLANTE DENTAL EN SU DURABILIDAD?

 

Conclusión

Es un tratamiento dental que brinda mayor seguridad al paciente al trabajar con implantes que son imperceptibles y su durabilidad puede extenderse hasta los veinticinco años con un cuidado adecuado. Es una opción muy atractiva para las personas que han perdido piezas dentales.