Estética dental: qué hábitos tener para una buena conservación de mi dentadura

Estética dental: qué hábitos tener para una buena conservación de mi dentadura

La conservación de mi estética dental no es solo cuestión de belleza, sino también de salud. Hay problemas de la boca que pueden desembocar en enfermedades graves, por lo que mejor evitar sufrir dolencias innecesarias, manteniendo buenos hábitos de cuidado dental.

Una correcta higiene bucodental se realiza a diario

Queda claro que para llevar una calidad de vida plena, la salud bucodental no debe descuidarse. Algo tan simple como no dedicarle unos minutos a nuestros dientes se puede pagar caro,por ejemplo, con la aparición de manchas.

Para evitar estas apariciones poco estéticas en tus dientes, lo mejor es que los cepilles después de cada comida,y le pases el hilo dental en la noche ,para eliminar cualquier resto que pudiera quedar.

Hay marcas de enjuague bucal que ayudan a blanquear los dientes, pero no son imprescindibles si tienes el cuidado de usar enjuague sin alcohol tanto en la mañana como en la noche.

Recomendaciones de higiene fuera de casa

Si vas a pasar todo el día en el trabajo o la escuela, es recomendable llevar tu cepillo y pasta dental. En el mercado venden algunos modelos pequeños que no ocupan casi nada de espacio, lo que no deja excusa para descuidar la salud bucal al estar fuera.

En caso de que haya días en los cuales,por alguna u otra razón, no puedas cepillarte justo después de las comidas, o incluse se te olvide hacerlo, no te preocupes. Puedes hacerlo cuando tengas tiempo, mientras lo hagas dos veces al día durante tres minutos.

Alimentación saludable para evitar caries

Al llevar una dieta saludable no solo se logra bajar de peso o estar en forma. La alimentación también es clave para evitar que ciertos inquilinos no deseados habiten en nuestra boca. En pocas palabras, una mala higiene acompañada de una mala alimentación es fatal para nuestros dientes.

Prueba reducir el consumo de alimentos con alto contenido en azúcar, especialmente si son tan pegajosos como las gomitas. A cambio, puedes seguir disfrutando de alimentos con alto contenido en calcio, como el yogur y la leche.

Las frutas y verduras ricas en fibra, como el brócoli y la sandía, elevan el ph de los dientes, lo cual, a su vez, aumenta la producción de saliva, que es una barrera contra la caries. En línea con lo anterior  ten en cuenta que el agua también ayuda a la producción de saliva.

Hábitos para conservar tus encías y el esmalte natural

Alimentos como legumbres y cereales integrales, que tienen vitamina b y hierro, ayudan a conservar la salud de las encías. Por otro lado, las frutas cítricas, por su contenido en ácido, favorecen el deterioro del esmalte dental. No abuses de ellas, ni bebas al mismo tiempo líquidos calientes y fríos (al cambiar la temperatura de los dientes, sus poros se expanden y entran bacterias). La gingivitis es una enfermedad que puede terminar por hacerte perder tus dientes, y todo comienza en las encías.

También te va a interesar: Cómo de importante es nuestra estética dental

Revisión y cuidado a tiempo

Con un buen cuidado desde la infancia podemos conservar nuestros dientes bellos hasta los 75 años. Tu familia merece consultar al dentista al menos cada 6 meses para revisión y limpieza dental. Si hay un problema es necesario tratarlo a tiempo y no dejar que se agrave.  Darle su debida importancia a nuestra dentadura previene enfermedades como la gingivitis que, por no ser tratadas a tiempo, pueden causar la pérdida de los dientes.

Tener esa sonrisa perfecta que alegra nuestra vida y la de los que están a nuestro alrededor es algo bastante bueno, pero la mejor razón para conservar a nuestros dientes en buen estado es poder llevar una vida saludable.