¿Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado?

¿Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado?

¿Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado?

La estética dental es la mejor opción para solventar inconvenientes relacionados con tu apariencia bucal; conjuntamente con una buena limpieza dental desde temprana edad y de la mano con algo tan simple, pero importante como es elegir el cepillo dental adecuado. Sencillas y necesarias prácticas para que puedas sonreír con mayor confianza y mantener así una mejor seguridad a nivel personal. Tu odontólogo puede asesorarte en esto.

¿Cuál elegir el cepillo adecuado?

Queremos ofrecerte algunas opciones que pueden ayudarte para que, junto a una buena higiene y alimentación, goces de una excelente salud bucal.

Tú lo eliges de acuerdo a tu comodidad de uso y siguiendo las recomendaciones de tu dentista.

1. Cepillo manual o eléctrico

El eléctrico ejerce un mejor cepillado pues cuenta con movimientos horizontales, verticales y vibratorios; es muy útil para personas con destreza limitada.

En el mercado existen del tipo recargable y los que funcionan con pilas; estos últimos son ideales para cuando viajes. Al comprarlos fíjate en los detalles del temporizador (que marcará el final del tiempo del cepillado) y en el sensor de presión (que evitará un cepillado muy fuerte). La ventaja de estos cepillos es que los cabezales se pueden cambiar.

2. Los cepillos dentales y su textura

Lo mejor es que elijas los de dureza media. Para personas con encías cuidadas, pero con tendencia a la sensibilidad dental. Son perfectos para remover mejor la posible placa y los residuos de alimentos.

Los de textura dura se recomiendan para personas con bocas muy sanas, aunque con la precaución de no ejercer mucha presión para evitar daños en encías y esmalte.

3. Los cepillos y sus cabezales

El tamaño del cabezal es importante e incide en la calidad del cepillado; puedes optar por un tamaño normal, compacto o ultra compacto.

El compacto es adecuado para los adultos. Si tienes problemas para alcanzar los lados de los dientes ubicados al final de la dentadura es recomendable usarlos con cabezal más pequeño.

La cabeza del cepillo puede ser cónica o rectangular. Los de cabeza pequeña están recomendados para acceder a todas las zonas de la boca, incluyendo los molares traseros, que son los que presentan mayor dificultad para ser higienizados.

Para los casos específicos de ortodoncia existen cepillos de dientes que limpian bien los alambres y soportes.

4. Los mangos de los cepillos dentales

Los hay de mango antideslizante y de cuello flexible. Para los niños se deben usar con mango más pequeño y alargado.

5. Los cepillos dentales y el tipo de cerdas

Las cerdas pueden ser planas, onduladas o recortadas. Se deben evitar los de cerdas con puntas irregulares o agudas.

Los especialistas recomiendan usar cepillos dentales que tengan filamentos suaves (sobre todo para las personas con encías sangrantes o retraídas), ya que los duros tienden a dañar la membrana de las encías y también el esmalte, lo que provoca más sangramiento, recesión y sensibilidad dental.

Si sufres de acumulación de placa en tus dientes es preciso que utilices un cepillo con filamentos cónicos.

Un cepillo con filamentos recubiertos con elastómero es el ideal para eliminar manchas, ocasionadas por el consumo de algunas bebidas, el tabaco y por una higiene deficiente.

Los que tienen los filamentos en forma de V y un cabezal más pequeño son los adecuados para los casos de ortodoncia.

También los hay para usarlos en situaciones pos quirúrgicas, con fibras ultra suaves.

Para concluir te sugerimos cambiar el cepillo dental al notar que sus cerdas están gastadas o si no, igual cada tres meses es lo ideal, ya que tienden a acumular gérmenes que producen infecciones a nivel bucal.

Por último, debes aclarar bien tu cepillo luego de cada limpieza y nunca lo compartas. Procura guardarlo en posición vertical y en un envase donde pueda secarse al aire libre.