Dentadura postiza: conveniencia y casos en los que se utiliza

dentadura postiza, cuándo utilizarla

Dentadura postiza: conveniencia y casos en los que se utiliza

Una dentadura postiza es una pieza que sustituye los dientes faltantes. Se fabrica en acrílico, nailon o metal. Se ajusta sobre las encías, de modo que llena los huecos y elimina los posibles problemas ocasionados por ellos.
 

Razones por las que usamos dentaduras postizas

Los vacíos en tu dentadura pueden provocarte una dificultad para comer y hablar; además, las piezas adyacentes podrían crecer inclinadas. En ocasiones, también es necesario sustituir todos los dientes, ya sean de la parte superior o la inferior (o de ambas).

Los dientes postizos te permiten masticar los alimentos y hablar sin problemas. También mejoran tu apariencia. Cuando el paciente puede volver a sonreír, recupera su confianza.

Aconsejamos acudir a un especialista lo antes posible después de la pérdida de los dientes originales, pues las encías y el hueso de la mandíbula pueden sufrir alteraciones rápidamente. Si ocurre, eso nos obligaría a hacer un reajuste o modificaciones después de un tiempo. Sin embargo, hay casos donde la encía debe dejarse sanar para poder modificar quirúrgicamente su forma antes de colocar las dentaduras postizas.
 

Colocación de las dentaduras

Normalmente, el ajuste se hace en dos etapas. Primero, un dentista tomará medidas e impresiones de tu mordida, para elaborar moldes de tu boca, y ordenará la fabricación a un técnico. El técnico dental es quien confecciona el juego de la dentadura con las piezas y especificaciones del dentista, quien dará seguimiento al proceso de adaptación a su utilización.

Se realiza una dentadura de muestra con las impresiones de la mordida de tu boca. El dentista o el técnico realizarán después los ajustes necesarios y evaluarán su acabado final. La forma y el color se ajustarán antes de elaborar la dentadura definitiva.

En el caso de las piezas parciales, estas se diseñan de acuerdo al espacio que rellenarán. En general, se trata de unas placas de plástico, nailon o metal donde se montan los dientes postizos. El conjunto tiene coronas que se sujetan a tus dientes naturales mediante presión para asegurarlas en su sitio. Tienes la opción de quitarlas y volverlas a colocar fácilmente.

También te va a interesar: Cómo poder evitar el bruxismo y cómo solucionarlo

Algunas partes de la dentadura serán de un material del color de los dientes o encías; aunque según el caso, se optará por piezas metálicas menos quebradizas. Puedes visitar el sitio de la Fundación de Salud Bucal para conocer los tipos de materiales (metal o plástico) que mejor se adapten a tus necesidades.
 

Conveniencia de la dentadura

Al principio la sentirás extraña, pero con el tiempo te acostumbrarás a usarla. El dentista te indicará si la puedes usar de modo permanente. Es posible que incluso puedas utilizarla mientras duermes. Tu dentista te indicará si debes quitártela o no durante el sueño para que la encía descanse.

Cuando te quites la dentadura, es aconsejable que la mantengas en agua o en una bolsa de plástico con algodones húmedos. También existen soluciones limpiadoras comerciales.

Es muy importante tu limpieza e higiene dental. Debes cepillar las piezas naturales, las encías y la lengua, al menos por la mañana y por la noche. Usa pasta dental con flúor para evitar el desgaste de tus dientes, las enfermedades en las encías y otros efectos dentales.

También es importante que limpies la dentadura artificial para evitar la acumulación de placa y residuos de los alimentos. Podrían provocar mal aliento, daño en las encías o lesiones dentales.

Tu dentista te indicará además si es necesario que utilices un material adhesivo para fijar la dentadura. Sigue sus instrucciones para colocar la cantidad adecuada. El exceso o residuos del adhesivo pueden lavarse con agua y jabón.

Acude a tu dentista si crees que requieres una solución como las mencionadas. También puedes consultarnos al respecto en nuestra página en Internet.